¿Afecta la práctica sexual en el rendimiento deportivo?

Desde siempre, se ha comentado mucho la relación existente entre la práctica del sexo y el rendimiento deportivo. Normalmente suele decirse que la abstinencia sexual ya sea evitando ver videosxporno o la practica con otra persona, mejoran el rendimiento deportivo al aumentar los niveles de testosterona y por consiguiente, un crecimiento muscular y ser más agresivo.

Realmente es un tema que no está lo suficientemente claro, siendo el hombre sobre el que más se ha investigado, por lo que no se tiene claro si hay diferencias entre ambos sexos.
Hablando en líneas generales, el rendimiento durante una prueba deportiva no se ve afectado por la práctica de sexo, aunque si se encuentran diferencias en cuanto a la recuperación tras un esfuerzo dependiendo de si el coito fue 2 horas antes o 10 horas antes de la prueba. Sobre la capacidad de trabajo, no hubieron diferencias notorias.

Pero realmente, ¿que sucede con la testosterona cuando practicamos sexo?

Normalmente, los niveles de testosterona no se ven afectados tras la práctica sexual, aunque no tendría influencia en una prueba deportiva posterior. A pesar de ello, se ha demostrado un incremento de los niveles de testosterona tras un periodo de abstinencia antes de la masturbación.

Lo cierto es que ese aumento de testosterona no implica una ganancia de fuerza o de niveles musculares, para muchos y en diversos estudio, hay una mayor influencia relacionada en factores psicológicos e incluso religiosos que pueden influir significativamente en el rendimiento deportivo.

De hecho, son muchos expertos los que recomiendan llevar una vida sexual sana que aumente nuestra calidad de vida, ya que la abstinencia puede llevar a momentos de frustración que si que pueden influir en nuestro rendimiento deportivo. En resumen, una vida sexual satisfactoria es un factor determinante en nuestra calidad de vida.

Y lo cierto es que en muchas competiciones deportivas, como los juegos olímpicos, se pueden adquirir de manera gratuita por parte de los atletas anticonceptivos, lo que demuestra que existe una práctica sexual por parte de los deportistas durante la competición.