Aumenta el número de impotentes entre los jóvenes

Hace unas pocas semanas ha salido a la luz un interesante estudio en el que se mostraba que entre el 15% y el 35% de los hombres jóvenes menores de 40 años de edad experimentan problemas para tener o mantener una erección. Quizás si leemos estos datos así no nos sorprendemos, pero si los comparamos con los datos que teníamos hace aproximadamente 20 años en el que se apuntaba que únicamente el 3% de los hombres jóvenes tenían disfucción erectil si que podemos decir que se trata de un aumento importante y preocupante.

Según una importante científica de la Reward Foundation este problema podría ser culpa del porno gratis que está en Internet y del que se tiene acceso desde cualquier dispositivo a golpe de click. Según la experta el aumento del consumo de porno en Internet a alta velocidad ha coincidido con el aumento de hombres jóvenes con disfunción erectil, y aunque es cierto que no se puede apuntar al porno online como único problema, si que los expertos creen que es uno de los grandes culpables. Y es que según este estudio, las personas que ven pornografía a diario y durante mucho tiempo están acostumbradas a llevar el control en todo momento de sus experiencia sexuales, lo que no ocurre en el mundo real.

Además, el mismo estudio apunta que hoy en día más del 90% de los chavales de Gran Bretaña han consumido porno de páginas web gratuitas como por ejemplo https://www.muygolfas.xxx en algún momento de su vida, por lo que con estos datos en la mano, los investigadores destacan que esto es una de las explicaciones de porque los millennials están sufriendo esta enfermedad que generalmente en décadas anteriores solo sufrían las personas mayores y también porqué practican menos sexo que los jóvenes de generaciones pasadas.

Los expertos creen que este problema podría solucionarse si las parejas tuvieran una relación comunicativa y honrada, ya que el principal problema es que muchos chicos jóvenes creen que cuando tienen un encuentro sexual será parecido a lo que ven en las películas porno y normalmente, a no ser que seas el mismísimo Nacho Vidal, eso no suele ser así, lo que provoca que se lleven una gran desilusión o que estén tan presionados con aparentar ser unos portentos en la cama que no son capaces ni de tener una erección en ese momento.

¿Afecta la práctica sexual en el rendimiento deportivo?

Desde siempre, se ha comentado mucho la relación existente entre la práctica del sexo y el rendimiento deportivo. Normalmente suele decirse que la abstinencia sexual ya sea evitando ver videosxporno o la practica con otra persona, mejoran el rendimiento deportivo al aumentar los niveles de testosterona y por consiguiente, un crecimiento muscular y ser más agresivo.

Realmente es un tema que no está lo suficientemente claro, siendo el hombre sobre el que más se ha investigado, por lo que no se tiene claro si hay diferencias entre ambos sexos.
Hablando en líneas generales, el rendimiento durante una prueba deportiva no se ve afectado por la práctica de sexo, aunque si se encuentran diferencias en cuanto a la recuperación tras un esfuerzo dependiendo de si el coito fue 2 horas antes o 10 horas antes de la prueba. Sobre la capacidad de trabajo, no hubieron diferencias notorias.

Pero realmente, ¿que sucede con la testosterona cuando practicamos sexo?

Normalmente, los niveles de testosterona no se ven afectados tras la práctica sexual, aunque no tendría influencia en una prueba deportiva posterior. A pesar de ello, se ha demostrado un incremento de los niveles de testosterona tras un periodo de abstinencia antes de la masturbación.

Lo cierto es que ese aumento de testosterona no implica una ganancia de fuerza o de niveles musculares, para muchos y en diversos estudio, hay una mayor influencia relacionada en factores psicológicos e incluso religiosos que pueden influir significativamente en el rendimiento deportivo.

De hecho, son muchos expertos los que recomiendan llevar una vida sexual sana que aumente nuestra calidad de vida, ya que la abstinencia puede llevar a momentos de frustración que si que pueden influir en nuestro rendimiento deportivo. En resumen, una vida sexual satisfactoria es un factor determinante en nuestra calidad de vida.

Y lo cierto es que en muchas competiciones deportivas, como los juegos olímpicos, se pueden adquirir de manera gratuita por parte de los atletas anticonceptivos, lo que demuestra que existe una práctica sexual por parte de los deportistas durante la competición.

Cuales son los beneficios de practicar sexo para la salud

Hace unas semanas he leído varios estudios realizados por prestigiosos científicos y sexólogos y que ha publicado una exitosa página de vídeos porno en los que comentaban y enumeraban los beneficios del sexo para la salud. La mítica frase que muchos hombres y mujeres han usado cuando no tenían ganas de hacer el amor «hoy no cariño que me duele la cabeza» podría servir de motivo para precisamente lo contrario, puesto que este estudio indica que practicar sexo periódicamente ayuda a combatir las cefaleas, así que esto sumado a los beneficios que voy a enumerar en este post te servirá de ayuda para incentivar a tu pareja cuando no tenga ganas de practicar sexo.

  • Mejora el aspecto de la piel: Según este estudio, practicar sexo regularmente ayuda a tener una piel mucho más saludable e incluso ayuda a mejorar el tono de la piel. Esto se debe a que cuando mantienes relaciones sexuales el cuerpo produce una hormona que mejora el sistema inmunológico que contribuye a tener una piel más tersa.
  • Ayuda a concentrarse y mejora la salud mental: El sexo no es un tratamiento para las personas que padecen cualquier problema de salud mental, pero según estos estudios parece que ayuda a combatir la depresión, a reducir la ansiedad y a ponerte de muy buen humor.
  • Combate el estrés: El punto anterior está muy relacionado con este, puesto que si conseguimos reducir el estrés gracias al sexo, al mismo tiempo vamos a mejorar nuestra salud mental ya que tener estrés durante mucho tiempo desencadena otros problemas mentales como es el de la depresión, la ansiedad, etc. Los científicos han detallado que el sexo reduce el estrés porque normalmente después de tener relaciones sexuales se reduce de manera considerable la presión sanguínea, uno de los causantes del estrés.
  • Ayuda a combatir el insomnio: En pleno siglo XXI el insomnio es uno de los mayores problemas de nuestra sociedad, son millones de personas las que necesitan fármacos para conciliar el sueño, pero según los estudios que he podido leer, el sexo ayuda a dormir porque la relajación inmediata y profunda que produce el orgasmo tanto masculino como femenino nos proporciona una sensación de relax inmediata que nos ayuda a dormir plácidamente.
  • Reduce el dolor de cabeza (cefalea): Tal y como comentaba en el párrafo inicial, el sexo es uno de los mejores tratamientos «naturales» para combatir los dolores de cabeza, de hecho ya hay médicos neurólogos que lo recomiendan a personas afectadas por las dichosas migrañas: probar el sexo como si fuera un tratamiento después de haber obtenido varios fracasos con los fármacos actuales.
  • Mejora la salud cardiovascular: El sexo en pareja requiere de un cierto esfuerzo físico, lo que provoca que se aumente la frecuencia cardíaca y reduzca la presión sanguínea. Según un estudio publicado por Community Health, mantener relaciones en pareja un par de veces o más a la semana reduce el riesgo de infarto casi un 50%.
  • Se mejora de manera considerable el control de la vejiga: Por si no lo sabías, cada vez que mantienes relaciones entran en juego los músculos del suelo pélvico, que son los responsables de controlar tu vejiga. Cada vez que se tiene un orgasmo se producen contracciones que ayudan a fortalecer dicha zona y ayuda, sobre todo a las mujeres, a evitar que padezcan la pesadilla de la incontinencia urinaria.
  • Sistema inmunológico fortalecido: Según un estudio de la universidad de Pensilvania, las personas que practican sexo periódicamente mejoran las defensas de su cuerpo contra virus y otros intrusos. Dicha universidad realizó un amplió estudio entre sus estudiantes y obtuvieron unos resultados asombrosos: los alumnos que mantenían relaciones a menudo tenían más altos niveles de anticuerpos que los que mantenían relaciones esporádicamente. Así que ya sabes, para evitar gripes y tener una salud de hierro, mejor un buen orgasmo que un Actimel jeje.